La vida del hombre-caracola. VIII

hccama blog

Hoy he tenido un mal sueño, totalmente surrealista, en él reinaba la tristeza. El hambre arrasaba a medio mundo, las guerras brotaban como la mala hierba, vi demasiados niños con metralleta…, me aterroricé. El gobierno era una banda organizada de más de cuarenta ladrones, mentían y saqueaban al pueblo, sin piedad, no hacían nada más. El cielo, el mar, la tierra y los alimentos estaban envenenados y parecía que en cualquier momento iba a fallecer el planeta…, me indigné. Otros niños, en vez de jugar entre ellos, esperaban, con gran tristeza, su turno en consultas de psicólogos, dejando en la calle, la pelota, la peonza y la cometa, me dio pena. Fue un no parar, demasiados problemas. Aunque lo haya pasado francamente mal, nada más levantarme los miedos se escondieron en la concha. Ahora el sonido del mar me recuerda que vuelvo a ser el de ayer, que reina en mí un mar de esperanzas y que el amor es la única realidad que merece la pena.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: