Corazones ilegales

Corazones ilegales-

Diego Latorre. 2019. Tizas de pastel y Pierre Noire sobre papel. 50×50.

N.D.

HC.31

XXX,-

Pintado a ciegas

HC. 2019. Tizas de pastel y Pierre Noire sobre papel. 30×30.

La vida del Hombre- Caracola. L

Almendro-

Trato de ser yo mismo aprendiendo a escuchar, incluso me ilustro del sonido que emite el revoloteo de los flamencos, entre el rumor de las olas del mar. La primavera no espera, florecen los almendros en invierno, no sé si el hombre tiene algo que ver con eso, no sé si es buena señal… Aunque la naturaleza nos ama tanto…, que a pesar de no ser lo suficientemente comprendida por nosotros, perdona todos los errores de la humanidad. Hay niños, jóvenes y organizaciones…, que luchan y tratan de solucionar los desaciertos que hemos cometido con nosotros mismos y con La Tierra, esa labor es de admirar. Eso me reconforta y aumenta mis esperanzas por una mundo más digno, más respirable, más comestible…, soy dichoso porque sé que entre todos lo podemos lograr. Mientras, en Tarragona y a pocos metros del mar, a las agujas de mi reloj las han visto juntas, cuchicheando, disfrutando de sus vidas…, dicen que no dejan de sonreír. Pasean al atardecer libres de su tic tac por el anfiteatro romano, entre besos y bromas, sin miedo ni odio ni rencor…, estoy tan orgulloso de ellas… Y ahora, sin el permiso de nadie volveré a mis quehaceres, el arte puede cambiar el mundo y el mío, tengo muchísimo trabajo. Regreso a mi guitarra, mi acordeón, mis lápices…, me rodeo de todas mis armas libres de pólvora y metralla. He de deciros, aunque no siempre acierto, que disparo siempre a vuestro corazón, por favor, no me lo tengáis en cuenta, lo hago con toda la buena intención. El arte me hace sentir grandes momentos y es el primero que me premia por mi trabajo, francamente os digo que por él soy bien recompensado, no necesito más. Pero cuando comparto mis obras con vosotros, me hacéis sentir útil y me ayudáis a ser escuchado y comprendido, en el fondo es lo que necesitamos todos. Aunque para eso, también debemos cumplir con la ardua tarea humanitaria de escuchar y comprender a los demás. Seguiré trabajando hasta que mi cuerpo se desvanezca, mientras mi mano pueda sostener un Pierre Noire… El arte es mi manera de vivir, una necesidad que sobre todo me hace feliz, y eso es contagioso, por eso lo trasmito y lo comparto con los demás.

Amigos del Hombre-Caracola. XI

XCB-

Raquel, David, Crístian, Tomi, Chema, Núria, Pepe, Genís, Ramón, Alberto, Diana, Anabel, Valeria y más amigos-caracola.

 

 

XQ+

Chema, Valeria, Genís, Anabel, Raquel, Diana y más amigos-caracola.

 

 

X-

Rosa, Paqui, Juani, David, José, Ana, Diego, Doris, Helena, Cristina, Mariví, Mari, Víctor y Ariadna.

 

 

vsz-.jpg

Pau, Hugo y Martina.

 

 

XCC-

Paqui y Helena.

 

 

XXCXC-

Encarna y Juani

 

 

XCCV-

Ariadna y Víctor.

 

 

XX-

Cristina y José.

 

 

XZD-

Mari y Diego.

 

 

DORIS Y MARIBÍ+

Mariví y Doris.

 

 

xyt

Jose, Pili, Pau, Cristina, Martina, Álex, Emi y Hugo.

Las voces de los niños

Hombre-Caracola

Un millón de gracias mi familia Roldán, a la de Domingo – Ramos y Espartero – Ferran. Y sobre todo, estoy muy agradecido a la niña Martina y a los niños Pau y Hugo. No sé si os gustará el vídeo… pero todos los participantes lo hemos pasado genial!!!!.

La vida del Hombre-Caracola. XLIX

Catalunya-

Para los que no me conocéis bien, os he de decir que nací en Jaén, con nueve meses me vine a vivir a Cataluña, no conozco a penas la tierra de mis padres, aunque le tengo muchísimo aprecio y admiración. Gracias a mi familia tengo parte de cultura andaluza y nunca olvido mis orígenes. Pero como bien sabéis, amo todo el suelo que piso y me maravilla, por supuesto, la tierra donde siempre he vivido, se está tan bien… De joven he sido escalador y alpinista, siempre andaba rodeado de cuerdas y mosquetones, entre La Riba, Montserrat y la Mussara…, de La Mola de Colldejou a La Pica d´Estats… Conozco infinidad de caminos y senderos, y amo cada rincón del lugar que me vio crecer. Y qué decir de sus gentes…, nunca he tenido ningún percance con el pueblo catalán, si no todo lo contrario, sobre todo son ciudadanos pacíficos, y los que vienen de fuera, aquí siempre son bien recibidos. Sabéis que no creo en banderas y fronteras pero mucho menos en la violencia. Tengo una considerable cantidad de amigos, familiares y vecinos, que desean formar un nuevo país, como comprenderéis, esté o no de acuerdo con ellos, nunca podría agredir a nadie que luche pacíficamente por su sueño, yo no haría daño ni a un mosquito, no entiendo para nada el artículo 155. Nadie debería enfrentar a los pueblos ni usar la violencia como diálogo, así no se soluciona ningún conflicto, si no todo lo contrario. Es bien fácil, los griegos sabían lo que hacían, la democracia es el mejor invento de la humanidad, usar las urnas debería ser motivo de celebración. Y además, en un estado democrático la voz del pueblo cuenta para algo, ¿no?. Y ahora, sin el permiso de nadie, me desprendo de todas y cada una de las malditas leyes de los hombres, y me alejo a diez mil cuatrocientos kilómetros por hora de mi querida esfera. Sé que soy afortunado, conozco tantas estrellas…, puedo ver tantos bellos planetas… pero bien sabéis que de todos ellos me quedo con La Tierra. A pesar de sus dictadores, sus injusticias y sus guerras…, la humanidad me vuelve loco pero le deseo todo el amor y confío plenamente en ella.