La vida del Hombre-Caracola. LXI

c1-

Me siento libre, como el alma del cóndor que sobrevuela mi añorado Valle del Colca, como los niños a la hora del patio, lejos de maestros, padres y diccionarios…, como el Lute cuando era el Lute, como las flores de las aceras que riego a diario… Percibo la sensación de libertad que viví en el Hospital Psiquiátrico, allí crucé todas las puertas de seguridad y me burlé de los cristales brindados, tan solo dibujando. Aunque podría ser todavía más libre, el día que todos lo seamos, de esa manera el éxito estaría asegurado. Mi libertad depende de mí y temo que no puedo hacer nada por la de los demás. Me encantaría ver una humanidad libre, como no, nacimos todos con esa condición. Aunque, por mucho que nos enjaulen, podemos sentir la libertad, y eso, nadie te lo puede arrebatar. Puede gozarla todo el mundo, los presos, victimas de guerra, ricos, pobres, marginados…, no hay límite de sexo ni de edad… Al igual que la felicidad, la libertad también es un estado que busco en todo momento. Aunque os he de decir, que para entenderla, antes tuve que sentirme prisionero, reconozco que no me es fácil liberarme de mi propia jaula, de joven, entre otros oficios, trabajé en Salou de cerrajero.

La vida pasa y las agujas de mi reloj siguen disfrutando de su amor y sus vidas. Son envidiables, siempre juntas, dándose besitos y bromas…, les importa un pimiento frito lo que piensen de ellas los demás. La verdad es que son geniales, son la pareja perfecta y hacen lo que realmente les da la gana sin molestar a nadie, estoy orgulloso de ellas. Ahora vuelan rumbo a Nueva York, un amigo que conocieron en Facebook, Charles O´Clock, les quiere dar clases de hip hop. Como sabéis, cualquier música, fiesta o baile…, para ellas es el plan de cada día, pasan por completo del tiempo y de cualquier otra dictadura. Ellas deciden sus vidas, como todos deberíamos hacer con las nuestras, no hemos nacido ni para mandar ni para obedecer. Tengo claro que vine a este planeta para ser libre, tomar el sol, reír, cantar, bailar, amar, respetar…, para ganar lo justo para comer, para no perderme ni un solo amanecer, ni un solo atardecer…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s