La vida de Hombre-caracola. LXIV

y1-jpg

Desde que soy hombre-caracola me importa una berenjena de Almagro en vinagre mi reputación, me afecta bien poco lo que digan sobre mi. Superar mis complejos me ayudó a alcanzar mi libertad, ahora vuelo alto y me da igual que se rían de mi persona o aspecto. Aunque si os digo la verdad, eso más bien me gusta, por eso en payaso me convertí, porque no hay nada mejor que reír y hacer reír. Lo que importa es que soy feliz, para eso vine a este mundo, estoy seguro. Que se vayan a comer pipas al parque con los monos, los que nos dicen que para sentirse guay hay que conducir un BMW, lucir un Rolex, beber Coca-Cola o vestir de Prada como el maniquí… No quiero que nadie me mienta, la felicidad es una actitud y depende de mí, y para eso no necesito consumir, me basta con sentir la caricia de la brisa marina en mi concha o escuchar el revoloteo del colibrí.


Respecto a la felicidad os he de decir algo más. Pienso que no hay personas malas o buenas, y que todos nacimos inocentes, con la misma condición. Pero a veces actuamos bien y otras mal, según lo felices que seamos. He viajado por varios países, como nuevo ser, y os puedo asegurar que eso es más bien lo que nos diferencia. Los que sienten infelicidad son los que lo estropean todo, suelen sentir envidia, rencor, odio o venganza… Para mí, los infelices son los responsables de todos los conflictos, y a veces, lo he sido yo.


Vosotros me hacéis muy feliz, siento vuestro apoyo, y eso emociona, me da fuerzas para luchar, os estoy agradecido. Cada día tengo más amigos, eso me llena de orgullo y satisfacción, como diría el célebre cazador de elefantes Juan Carlos de Borbón.


Hoy no quiero marchar al universo, quiero estar con vosotros lo más cerca posible, quiero sentir el planeta en mis pies. Necesito el calor de las gentes de todos los países, de todo el universo. Me urge veros unidos de las manos, aunque sea por un minutito, quiero veros cantar y danzar por un mundo nuevo, bajo las estrellas. Deseo veros felices, porque una persona feliz no quiere peleas, ni balas, ni guerra, ni misil…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s