La vida de Hombre-Caracola. LXV.

SZ-

Mi vida, pasa sin pausa y sin prisa como un tren de mercancías, así pasó mi infancia y mi juventud, y espero que siga trascurriendo hasta que me haga muy mayor. La belleza sigue habitando en mi morada, a pesar de todas mis tristezas, brotan hermosas flores de colores de mis macetas. Me resulta complicado luchar por mi sueño, viendo como en medio mundo reina la violencia y las guerras, me duele en el alma todos vuestros llantos, sin olvidar los de mi tierra. Pero poco puedo hacer por vuestras penas, cada una o uno es responsable de su vida, bastante tengo yo con la mía, os aseguro que no es fácil ser bipolar en tiempos de guerra. Aunque si os sirve de consejo, ya sabéis que la felicidad y el amor es mi respuesta a cualquiera de mis guerras, apostaría mi vida a que es mucho mejor propuesta que la de rompernos la cabeza.
Dejando atrás las tristezas y cambiando de tema, os he de decir que busco un país donde no hay lugar para reyes, jefes, presidentes, militares, mandamases…, donde nadie es más que nadie. Quiero encontrar el país donde manda en las calles la música y el arte…, donde todos disfrutan de la calma del amanecer y el atardecer, donde no existen relojes ni prisas… Allí me han dicho, que no requieren de las fuerzas de seguridad, ni de las armas, ni de la cabra de la Legión…, por lo visto impera la paz, es algo insólito, tengo curiosidad por conocerlo. Debe resultar extraño que el sol allí sea el único canal de televisión, eso me han contado, y que sus habitantes prefieren reír y amar que buscarse problemas. Me han asegurado que existe, quizás es tan pequeño que no se puede ver a simple vista, no lo sé… Trato por todos los medios de localizarlo, he buscado por muchos lugares de la Tierra, pero todos los países que he visitado tienen amo y al pueblo lo tienen olvidado, maltratado o explotado. Quizás ese país habite en mí, tal vez mi utopía no está tan lejos, a lo mejor mi sueño siempre lo he llevado dentro. Tal vez circule por mi sangre, o quizás ha habitado siempre en mi corazón, a veces eso es lo que pienso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s