La vida del hombre-caracola. VI

DUCHA FOTO BLOG

Hoy me he levantado con muchas ganas de ver el mar, antes de perder la mirada lo podía observar desde mi terraza, ahora sólo aspiro a crearlo con la imaginación, aunque todos sabemos que no es lo mismo. Mi piel se reseca mucho, he de estar con frecuencia en contacto con el agua, es algo normal, suele ocurrir a partir del décimo día del cambio, necesito hidratarme. Estad tranquilos, no saldrán escamas ni nada extraño de mi epidermis, aunque lo aceptaría con dignidad. Lo que realmente necesita y desea mi nueva condición de ser son, las olas, la arena, el salitre, la libertad y la hospitalidad del Mediterráneo, el mar que me vio nacer y crecer. Todo llegará.

La vida del hombre-caracola. V

hc 1. Fábricas.HC....BLOG

Por fin he decidido salir al exterior, quiero conocer todas mis cualidades y mis desventajas como nuevo ser. En el lugar donde estoy, sigo escuchando el sonido del mar, ni el estruendoso ruido de un tren de mercancías podría ocultarlo. Mis palabras y mi mirada quedaron en el olvido, aunque he desarrollado, considerablemente, el sentido del olfato, ahora me he percatado. Aquí y en este momento, el aire es impuro, contiene mucho más que, nitrógeno, oxígeno y argón, huele a enfermedad, a veneno…, lo aprecio bien, aunque lo podría notar cualquiera. Aún así, a los políticos y empresarios causantes de tal atrocidad, les deseo el amor absoluto, necesitan amar, sería lo mejor para todos. A pesar del mal olor, siento el placer que produce la tierra caliente entre los dedos de mis pies, la hierba me acaricia las piernas y el sol, la mejor fuente de energía, me llena el alma de vida, con eso me quedo.

La vida del hombre-caracola. IV

19424497_1421524401275919_530117737484781789_n

Hoy hace demasiada calor en el taller, trabajo justo debajo del tejado y ahora mismo, la fábrica de sueños es una sauna finlandesa, he salido a dar una vuelta. A parte de mi agudo olfato, también he desarrollado el sentido del tacto, mi epidermis es hipersensible y además, sólo con rozar a cualquier ser, puedo acceder a su morada interior y sentir lo que él, es asombroso y alucinante. Ahora mismo, entre el rumor del mar, noto a través de mi piel a una criatura de la naturaleza, lo que somos todos. En su interior reina la felicidad, se ama, crece libre y salvaje, no hay otro ser que lo domine y no tiene más dueño que su consciencia, lo siento dentro de mí. A pesar de estar ancladas sus raíces en el suelo, no conoce la monotonía, unos días se beneficia de sol, otros de la lluvia, a veces sus ramas son movidas por el viento… Con eso y un trozo de tierra, el alma hermana, tiene más que suficiente, se acepta. Respeta y ama, al igual que yo, a todas las criaturas de la naturaleza, esa es la mejor de nuestras virtudes, es bien fácil, aunque parece que al ser humano le cuesta. Todo llegará.

 

La vida del hombre-caracola. III

HC3BLOG1

Hoy han venido a verme grandes amigos, querían saber cómo me iba con el nuevo cambio. Al principio les ha chocado, luego no han podido evitar la sonrisa y al momento, nos hemos reído juntos, como niños. Siempre que se rían conmigo no me importa pero no serán de mi agrado, los que se rían o se burlen de mí, ser diferente nunca es ser inferior. Pido al mundo un respeto a todos los colores, a todas las pieles… El sonido del mar ha sido el tema de conversación, en él se esconden todos los enigmas, lo que verdaderamente importa.

La vida del hombre-caracola. II

hc1blog

La primera persona que me ha aceptado como nuevo ser, evidentemente, ha sido Emi. A ella no le importa, en absoluto, mi nuevo aspecto, siempre ha estado enamorada de mi alma, lo demás le trae sin cuidado. Escuchamos juntos el sonido del mar, desciframos todos sus misterios, nos respetamos y nos queremos, como siempre lo hemos hecho. Si todos los humanos hicieran lo mismo en sus casas, surgiría una gran revolución, la paz mundial, el verdadero cambio y el mayor de los éxitos.

La vida del hombre-caracola. I

Móvil Diego 2.jpg

Primer día de mutación.

Me estoy convirtiendo en uno de los personajes de la serie, “El sonido de las caracolas”, era de esperar.

 

 

hc2b.jpg

Segundo día de mutación.

Continúa la transformación, ya he dejado de ver y de hablar, ahora sólo escucho el sonido del mar. Poco a poco me estoy definiendo, pronto seré un hombre-caracola.

 

 

Móvil Diego 2. 2016-20017 517.jpg

Tercer día de mutación.

He pasado una mala noche, aunque es lo normal en esos momentos del cambio, donde la concha de la caracola, sustituye  al cráneo casi por completo. Duele un poco ese proceso pero no os preocupéis, ya me encuentro mejor. Soy feliz sólo con el sonido del mar, pero aún no estoy preparado para hacer vida social.

 

 

19059949_1413364052091954_3537929531141051022_n.jpg

Cuarto y último día de mutación.

El proyecto ha sido un éxito rotundo, sigo teniendo el mismo carácter, la misma consciencia y el alma no ha cambiado. Todas las pruebas médicas han resultado satisfactorias. El rumor del mar reina en mi morada y la realidad para mí, ya no es lo que era. ¡¡¡El amor lo invade todo!!!. Perdí la identidad, toda la documentación…, ahora soy un nuevo ser, inclasificable, incontrolable y ¡¡¡libre!!!. Tengo ganas de ver de nuevo el mundo, con la mirada de un hombre-caracola.