HOMBRE-CARACOLA EN LA ISLA DEL CORAZÓN MÁGICO.

IMG_20220912_202604_837

  Hola querida humanidad.
 
  Suelo cumplir con mi palabra pero no siempre me obedezco. Como saben algunas personas, me despedí de la sociedad para siempre y dije que no volvería. Os pido perdón por la mentira. También os comenté que continuaría trabajando para el mundo como chamán desde mi soledad. Y os aseguro que eso sí lo he hecho, aunque de poco ha servido mi esfuerzo, mis rituales, mis sueños… Le imploré al sol que las leyes de los humanos sean más justas. Le pedí miles de veces a los espíritus de los cuatro vientos, que algún día vuelvan a sonreír los mares, los animales, la tierra y el cielo… Le rogué a los planetas que el amor gobierne sobre la ambición, que el bien reine sobre mal en toda la Tierra…
  Estoy preocupado porque veo que el mundo nada ha cambiado en dos años. Entre otras cosas, continúan las guerras y bien sé que se sigue castigando a nuestra madre naturaleza sin ninguna piedad. Por eso ayer por la noche me dirigí a la cumbre de la montaña donde vivimos y le pregunté a las estrellas, entre lágrimas, qué puedo hacer más por mejorar la sociedad. Y ellas me contestaron con el silencio, claro está, aunque me hablaron con su ejemplo. Ellas no tratan de cambiar nada, tan solo se dedican a brillar. Y creo que hacen lo correcto, y ellas nunca me han mentido, así que no me empecinaré con darle la vuelta al mundo, tan solo trataré de brillar. Y si mi luz sirve de ejemplo e ilumina a los que viven en la oscuridad, con eso me bastará.
  Estaré a vuestro lado aunque incumpla con mis palabras del pasado, pero necesito vuestro amor más que nunca, y yo os daré todo mi corazón, eso nadie lo debería dudar.
Me pondré a trabajar en cuanto pueda, he de hacerme con mis armas, que son mis humildes colores, mis pasteles, mis Pierre Noire… Como sabéis, vivimos aislados en las montañas muy lejos de la ciudad, perdonad si tardo un poco en comprar el material porque me tocará ir caminando. Y además, con más de cincuenta abriles, a ciegas y con mis zapatillas de estar por casa…, no puedo alcanzar mucha velocidad.
Siento con más fuerza que nunca el latido de mi corazón, mi libertad y el esperanzador rumor de las olas del mar.
 
¡Os he echado muchísimo de menos!.
 
¡Hasta pronto mi querida humanidad!.
 
Hombre-Caracola.

El crimen de la inocencia.

«EL CRIMEN DE LA INOCENCIA».

“El crimen de la inocencia”, es una de las obras más injustas que he creado hasta ahora. Mientras la dibujaba he sentido impotencia y el nudo en la garganta…, han brotado entre las luces y las sombras, mis lágrimas. Aunque me he refugiado en el Arte con mis Pierre Noire y mis pasteles, allí no llegan las tormentas, ni tan siquiera llueve, ni se mata.

Perdón por la tristeza.

Hombre-Caracola.

ap-

Diego Latorre. 2020. Tizas de pastel y Pierre Noire sobre papel. 40×40

 

En la cumbre del éxito

vz-

Diego Latorre. 2019.  De la serie «A través de mis ojos», del proyecto «El sonido de las caracolas». Tizas de pastel y Pierre Noire sobre papel. 40×40

Recuerdos de infancia

Recurdos de infancia-

Te he creado esta obra para que ni el tiempo ni nadie ni nada nos separe. ¡¡¡Felicidades Paqui!!!. Tu hermano Diego.

Diego Latorre. 2019. Tizas de pastel y Pierre Noire sobre papel. 38×32.