HOMBRE-CARACOLA EN LA ISLA DEL CORAZÓN MÁGICO. Capítulo X.

Capítulo X

EL CONTACTO CON LA REALIDAD.

Hoy nos hemos levantado con ilusión y esperanza por encontrar la llave que abre la puerta de la realidad, ahora debemos buscar al Guardián de los sueños que nos ayudará a localizarla, según me contó el Corazón Mágico.
Sabemos que no resultará fácil dar con Merlín, la isla es inmensa y podríamos tardar semanas. Nos adentramos en un sendero hasta ahora desconocido por nosotros y de repente, Mujer-Caracola me coge de la bata y frena mis pasos. Está sorprendida porque según me cuenta, entre otras cosas inverosímiles, las flores del entorno tienen ojos que nos observan, las aves poseen dos cabezas y las hormigas hacen más o menos medio metro de altura, aunque parecen inofensivas. Queda claro que en la Isla del Corazón Mágico la magia siempre está asegurada.
Hemos andado un par de horas hasta dar con un cruce de caminos y ahora tenemos que determinar cual coger. Aprovechamos para descansar y al momento un conejo de color rosa se nos acerca y juega un rato con nosotros dejándose acariciar, es muy mimoso y ríe a carcajadas cuando le frotas la barriga. La bella criatura decide tomar uno de los caminos y nosotros le seguimos sin dudarlo. Intuyo que el conejo nos puede llevar hasta el Guardián de los sueños y últimamente confío mucho en mi intuición.
El conejo nos conduce hasta una colina donde reinan millones de pequeños saltamontes que no dejan de estamparse contra nuestras piernas. El conejo desaparece y de repente escuchamos un maullido en la lejanía que nos alegra el alma. Mi compañera llama al gatito y al momento aparece y se nos acerca. Es Merlín ¡¡¡el mismísimo Guardián de los sueños!!!, la alegría que sentimos es desbordante y no nos queda otro remedio que danzar para celebrarlo.
Después de la danza le pregunto al pequeño felino dónde encontrar la llave que abre la puerta de la realidad y muy enfadado me recuerda que si yo quiero escucharle antes deberíamos hacerle una ofrenda. Le pido disculpas y me descuelgo del cuello la caracola que tanto aprecio y que uso como amuleto, se la acerco al oído y le digo que a través de ella siempre que quiera puede escuchar el sonido del mar. Merlín, sorprendido por el sonido que emite la concha y por su magia acepta con mucho agrado la ofrenda, seguidamente se me sube al hombro y me lame la caracola que llevo por cabeza mientras mueve la cola de alegría. Luego me pide que me retire unos pasos de donde estoy, entonces me alejo y empieza a escarbar justo en el mismo lugar que yo ocupaba, por lo que creo mis pies nos han llevado al lugar preciso. Al rato de escarbar, Mujer-Caracola puede observar con muchísimo agrado que en aquel agujero hay una llave dorada, así que la coge, la limpia y la deja brillante como el sol. Nos abrazamos y seguidamente lanzo al viento dos plumas de abubilla y un puñado de cuernos de escarabajo mientras salto como un canguro para agradecer a los espíritus nuestro éxito. Acto seguido le pregunto a Merlín qué debemos hacer para encontrar la puerta que nos lleve a la realidad y éste nos dice que tan solo debemos poseer la llave, cerrar un ojo, juntar nuestras manos y cantar la canción de José Luís Perales, Un velero llamado libertad. También nos comenta que siempre que queramos regresar a la Isla del Corazón Mágico debemos hacer la misma operación. Saber que podemos volver a la isla nos agrada mucho. Merlín nos advierte que podemos aparecer en cualquier lugar de la realidad, eso nos inquieta un poco, no pretendemos acabar en Osaka o en el Helsinki… Pero sin dudarlo un segundo cumplimos con los pasos que nos indicó el lindo gatito y en menos de un minuto ¡¡¡por fin logramos acceder al mundo de la realidad!!!.

Hemos aparecido en la sala de exposiciones de la CRAI Universidad Rovira y Virili Campus Catalunya de Tarragona, algo aturdidos por el viaje corto pero intenso. Todo parece surrealista. Las obras expuestas son algunas de las que he ido creando estos últimos años y en la sala habían muchas personas viéndolas y entre ellas, ¡¡¡están nuestras familias y nuestros amigos!!!, no damos crédito a lo que está pasando. Abrazamos con la fuerza de un león a nuestros seres queridos y les contamos nuestra aventura. En la exposición también ha aparecido entre los asistentes mi Maestro Chamán, un Niño Nautilus, el Dios del Ebro y un espíritu que me ha dicho que siempre me persigue…, todo es tan extraño..
Por lo visto la magia de la vida nos ha ayudado a cumplir nuestro sueño. Me dirijo a un órgano musical que hay en la sala y le toco una canción a la humanidad por tanto amor recibido. Y después de mi melodía todos han empezado a aplaudir por mis trabajos y luego personas del mundo del arte han dicho cosas muy bellas de mí… Todo eso me emociona mucho, soy hombre de pueblo y no estoy nada acostumbrado ni a los halagos ni a los aplausos, así que de mi corazón brotan lágrimas que nadie puede ver y se las dedico a mi padre ya que no pude llorarle en su entierro. Por suerte vive en mí y bien sé que sigue celebrando todos mis éxitos, no hay que ser muy listo para saber eso.
Me dirijo a una sala exterior de la universidad, la gente me acompaña, enciendo un fuego y danzo a su alrededor para agradecer a la vida la existencia a pesar de todas las guerras.

HOMBRE-CARACOLA.

EXPOSICIÓN «HOMBRE-CARACOLA». SALA CRAI DE LA URV.

EXPOSICIÓN HOMBRE-CARACOLA.

El 15 de diciembre a las 19.30h saldré de La Isla del corazón Mágico y regresaré a la realidad por un tiempo, a esa hora estaré en la Sala CRAI Campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona para la inauguración de mi primera exposición como nuevo ser. La exposición durará hasta el 27 de enero. He de agradecer a Màrius Domingo y a Albert Macaya la confianza que han tenido en mí y en mi obra. También estoy muy agradecido a los colaboradores de lujo que me acompañarán en la inauguración. Y he de decir también que éste cartel que ha creado Alejandro Domingo me ha emocionado mucho, casi que lloro, de pequeño quería ser superhéroe.

HOMBRE-CARACOLA.